Me encanta ese cuello

Jatinha

cuello3

Es posible que hayáis pensado que me me había entregado en cuerpo y alma a la hibernación… no niego que si supiera como dominar mis constantes vitales hasta ese punto, este invierno lo hubiera hecho de buen grado, ya que desde la última vez que estuve por aquí no he visto el sol más de dos días, separados entre sí por otros quince o 30 de lluvia intensa, vientos huracanados, temporales marineros, nieve… una auténtica exhibición del poderío de los elementos clásicos que acaba por quitar las ganas de abrir la puerta de casa, para lo que sea.

Así recordé una ocasión en la que, reuniendo el valor suficiente, decidí acudir a la convocatoria de mi amiga, la Pi para tomarme un vinito con ella en algún lugar en el que las risas y la gastronomía acabasen por hacernos olvidar todas esas inclemencias. Ella llegó arrebujada en un cuello del…

Ver la entrada original 227 palabras más

Anuncios