Cuando comenzamos el blog, comenzamos diciendo que eramos un emprendimiento familiar y que en el camino nos convertimos en una empresa joven que hila y teje.-

Es así. Por mi parte, toda mi vida he tejido en dos agujas y crochet, y mi hermano junto con el resto de la familia tiene una tradición comercial.

Por eso, es que comenzamos a estudiar e investigar sobre fibras textiles y además, la problemática de aquellas personas que tenían que vivir en pequeños pueblos del sudeste de Buenos Aires y que no podían trabajar por edad, falta de empleo en sus lugares y debían emigrar a la ciudad.-

 

Por eso, es que nos pusimos a estudiar y fuimos descubriendo maestros en nuestro camino que nos guiaron en el arte del hilado, como nuestro amigo Profesor Andrés Gardella, quien con gran predisposición, nos dio cursos de hilado en nuestra ciudad entre otras,

 

 

 

 

Conseguimos un poco de lana sucia, y comenzamos la tarea.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Así fue, que armamos los tablones en un aula del Centro de Formación Docente de Necochea, en el Complejo Jesuita Cardiel, y nos dimos manos a la obra.-

Aquí les presentamos las pequeñas Ruecas modificadas, con pequeños motores que son los parientes modernos de las de pedales, madera y todos los modelos que se les puedan ocurrir.-

 

 

 

Pronto, se armó una hermosa clase donde fuimos alumnitos muy aplicados y no vayan a pensar que lo del hilado es fácil; no nada de eso, primero hay que cardar, abrir la fibra, y presentarla a la rueca que da 740 vueltas por minuto y no te dan las manos para alcanzar a alimentarla tan rápido.

Al final obtuve esto que podría llamarse mi primera madeja de lana sucia, que luego se lava a través de un proceso un poco trabajoso, se tiñe y se forman las madejas.-

 

 

Luego, vino la ceremonia de graduación y a seguir practicando.

 

 

 

 

 

 

 

 

Con el tiempo fuimos afinando nuestro arte, y hoy logramos estas lanas merino:


 

Y así marcha la hilandería, de a poco pues requiere alta capacitación y mucha mano de obra manual. Pero vamos logrando nuestra propia lana por ahora en colores claros, naturales.

Nuestra próxima etapa será incursionar en los colores.-

 

 

 

Anuncios