Este fin de semana pasado, de 16 al 18 inclusive, Oveja Rebelde estuvo en la Exposición Rural de Necochea con sus hilados y tejidos artesanales.-
Estuvimos en el Pabellón B, con gran afluencia de público Necochense y de la zona que al mirar la rueca modernizada que permite uniformidad en el hilado, nos permite hacer un producto de lujo y calidad a precios muy accesibles.-
La gente de campo recordaba a sus mamás y abuelitas hilando con la rueca grande a pedales, y hasta el huso.-
Otras personas más jóvenes no sabían qué era ese aparatito con el que hilamos.-
Fue una experiencia muy linda, explicamos todo el procedimiento de la empresa, vendimos lana, tomamos pedidos y además vendimos productos terminados que suscitaron admiración por su calidad en cuanto a la materia prima utilizada, los diseños y los detalles de terminación realizados por nuestros artesanos.-

Por último cabe mencionar, la calidez y atención brindadas por los dueños de casa (las autoridades de la Sociedad Rural) y el honor de haber sido visitados por el Señor intendente, Profesor Horacio Tellechea y su equipo de gobierno, entre ellos, los funcionarios de Producción, Innovación y delegados Municipales.-

El espacio que ocupábamos era muy simple y la decoración también. Nuestra ubicación estaba en el pabellón “B” del predio de la Rural.

Aquí se aprecia el rincón que habíamos armado con los adelantos de Otoño/Invierno 2012 que abarcaba desde los accesorios de moda tejidos hasta los abrigos más gruesos
Sobre el ángulo derecho, se ve el espacio dedicado a la liquidación de fin de temporada Primavera/Verano 2011, hechas en hilo y que tuvieron gran aceptación.

Sobre la parte posterior del stand, se aprecian las prendas en telar, tanto en combinaciones de hilo como Angora, Seda e Hilos rústicos

Variedades de lanas. Merino, Mecha de Oveja y Oveja Criolla teñida y tejida a mano

Mención aparte merece la Rueca. Expuesta así, suscitó el interés básicamente de los hombres que visitaron la exposición pues les intrigaba la sencillez de su formato ya que recordaban las que habían visto usar a sus madres en el campo, a pedal.

Anuncios