Me gustan mucho las calas, y ya van quedando las últimas porque no han hecho grandes calores. Me encanta su color blanco purísimo y lo prolíficas que son. Se adaptan bien al rincón más oscuro del jardín, no piden demasiadas cosas. Son nobles y con sólo mucha agua, dan todo de sí.

Posted by Picasa
Anuncios