Esta bufanda es en realidad un Gatito, con flecos como rastas…. sí de Rastafari.-
El cliente es un pequeñín de cuatro meses y medio….. divino. Parece extraño pero le queda muy lindo porque puede usarla como si fuera una capucha, complementaria de un ponchito de flama de oveja pura que publicamos hoy más tarde

Anuncios